martes, 26 de agosto de 2008

Rumbo al Carpena

Dr. Basket: Estos de Málaga no se lo montan nada mal...Boza, Scariolo, Aito...tienen el paladar muy fino para los entrenadores.

Aito: Lo que tienen es una grandísima estructura de club montada que atrae a cualquier entrenador.

Sí, la verdad es que vas a disfrutar mucho allí.

Tras salir del Barcelona ya dije que lo único que yo pedía para entrenar era un club entregado y una afición que respaldase siempre al equipo.

Pues con esto último has dado de lleno.

Tanto para entrenadores como jugadores, asistir a un lleno tras otro del pabellón es algo tremendo.

Verás qué pronto se acostumbran allí al Karate-press que tanto se criticaba en otras visitas de la Penya allí.

Bueno son ciclos que se pasan. El público no es tonto y sabe qué es lo que tienen que apoyar en cada momento.

Y también estoy esperando a ver qué comenta el Sr. Sáez al respecto...

Bueno, él ya lo sabía cuando me llamó, porque yo ya había firmado con Unicaja. Llegamos a un acuerdo para no hacerlo público y nada más. Ha tenido tiempo para mentalizarse.

¿No habrá más ocasiones en las que te veamos dirigiendo la selección?

Ahora ya solo pienso en verde. El resto...nunca sabes lo que te puede deparar el futuro.

Amén.

4 comentarios:

costalgaraldals dijo...

le va el verde al Sr. Aito, nomás desearle suerte en su nuevo proyecto, que seguro que Unicaja obtendrá algún título muy pronto, estoy convencidísimo.

Álvaro Martínez dijo...

La olimpiada le va a venir de lujo para tener un (aún mejor) cartel en Málaga. ¿Olvidarán todos los piques con Aíto? Conozco a gente que no los ha olvidado demasiado...

dennis_mora91 dijo...

Echar a un seleccionar por hacer lo que ha hecho Aito ... demagogia pura.

bullock11 dijo...

Bueno, yo lo de estructura de club...creo que es ser demasiado optimista, nosotros más que estructura de club tenemos dinero para fichar entrenadores que en si mis son capaces de montar una estructura.

En cuanto a la afición...yo creo que al final Aito va a cambiar las opiniones desfavorables con su rendimiento, quizás exceptuando unos cuantos que tienen muy interiorizada la tensión de la final del 95.

Un saludo