jueves, 2 de abril de 2009

Cuando al burro se le ven los...

Dr. Basket: Mira que gusta en la prensa, sobre todo la americana, hacer balance sobre las trayectorias de los jugadores pasados unos años, y fustigar a todo aquel que tomo una decisión sobre ellos.

Aito: Esta semana le ha tocado al pobre que traspasó a Kobe.

Es verdad que visto desde ahora, el error fue de bulto, pero en aquel momento, el hombre tendría sus dudas.

En aquella época se puso de moda saltar desde el instituto, y hubo muchos pufos. Normal que el hombre no se fiase. Ahora, que a toro pasado, es muy fácil opinar.

Sí. Eso me recuerda una vez que pude asistir a una reunión distendida en la que se encontraban, entre otros, un presidente de un equipo LEB y su director deportivo. En un momento dado, hablando sobre fichajes, representantes y demás, el presidente se vuelve hacia su director deportivo y le dice: "¿Te acuerdas el representante ese, qué pesado intentando vendernos el año pasado al lituano ese del Tau? ¿Cómo se llama? Ah! sí, Macijauskas" -- pronunciado tal cual se escribe -- "Hasta lo tuvimos un par de partidos en el palco".

Macijauskas se encontraba en su primer año en el Tau, cuyo impacto inmediato en la liga fue sencillamente espectacular, promediando más de 35 ppp.

¿Y estuvo a punto de venir del Lietuvos directamente a la LEB?

Bueno, a estos señores no les terminó de convencer. El director deportivo se escudó diciendo que no se podían fiar de todos los vídeos que les enseñan los representantes y acabó concluyendo con un categórico "En mi pueblo decimos que cuando al burro se le ven los cojones, se sabe que es burro. Hasta entonces, queda lugar a la duda."

Bueno, algo de razón tiene. Pero aún así...ese también se puede catalogar como fallo considerable.

Y más si tenemos en cuenta que su trabajo precisamente es el de observar a los jugadores para no tener que recurrir a los videos de los representantes. Que su sueldo va en eso!

Ahhhh! Divino mundo el de los directores deportivos.

Amén.

8 comentarios:

jr dijo...

Afortunadamente hay gente como Maceiras, que da sentido a una labor.

Pirrimarzon dijo...

Oleson llegó a la LEB en una decisión acertada, y ahora en ACB está teniendo un impacto súbito. ¿Dónde estaban el resto de ojeadores?

Saludos

Álvaro Martínez dijo...

Dejas caer la que a mi juicio es la gran explicación de todo esto, y es que de 50 jugadores que te ofrecen llegan 2. Claro, que a la hora de reprochar no te hablarán de los 48 que no llegaron, te hablarán de los 2 que sí lo hicieron. ¿Qué hacemos? ¿Plantillas de 50 ofrecimientos?

Dr. Basket dijo...

Efectivamente, te ofrecen 50 y solo 2, como mucho, merecen la pena. Y yo entiendo que te la puedan "colar" si eres un equipo de EBA, LEB Bronce, sin muchos recursos: Llega el representante con un video de Highlights, y tú que andas desesperado por un jugador de esas carácterísticas, picas.

Pero a nivel profesional 100%...no me vale esa excusa. Tienes que conocer el mercado mejor que el salón de tu casa.

El problema viene cuando se pone de moda dar ese cargo a ex-jugadores con nombre, pensando que van a atraer a los mejores representantes, y ahí fallan.

¿Qué es lo que pasa con H&M? pues que les han colado cada pufo de mucho cuidado. Les dicen que viene el MVP de la liga turca, y hacen palmas con las orejas. Luego sale lo que sale.

¿Creus? Se limitó a tirar de chequera. No ha descubierto nada nuevo.

Hay muchos ejemplos de gente más "anónima" y con unos resultados fascinantes en cuanto a fichajes.

Pirrimarzon dijo...

Pero resulta que esos pufos vuelven a EEUU y hacen numerazos en la D-League, hay infinidad de casos. Entonces, ¿ha sido error del pufo, del técnico, del ojeador? Primero que busquen lo que necesitan, y que ese sujeto se adapte lo mejor posible al estilo de juego europeo...

Desde ahora me mojo: Hosley tiene armas muy parecidas a las de, por ejemplo, Childress del Olympicos. Dejemos al tiempo que trate de pulir a Quinton a ver si termina explotando, porque creo que se le ha maltratado injustamente.

Saludos

Alexpunzi dijo...

que tios... como el que cambio a bowie por jordan, manda cojones...

pasate por TS

costalgaraldals dijo...

si yo no hago bien mi trabajo ... me echan a la calle ¡¡¡ pues que tomen ejemplo y verán como se espabilan ojeando, que para eso trabajan, no me valen los vídeos, si te interesa te espabilas ...

Joseba. dijo...

es evidente que si se le ven los cojones, es un burro.

la diferencia consiste en que si le ves los cojones, cuesta 2 millones de euros, y si no se los ves, puedes arriegarte a hacer un negocio redondo y a tener un equipo competitivo.

Por ejemplo, el baskonia ficha jugadores casi siempre de los que no se le ven los huevos, y a veces de los otros; de esta plantilla...

A prigioni se le intuian los cojones, pero vino fichado procedente de Fuenlabrada y Alicante...
A Ilievski se ven los cojones
A Rako se le veían, pero había un cierto sector, sobre todo de la prensa madrileña, que se losquería borrar..
A Sergi vidal no se le veían los cojones
A San emeterio se le intuyen, aunque al nivel de macijauskas, no mucho más...
A pete Mickeal se le veían, pero en cambio, nadie quería a ese burro. tras pasar por el Breogan se tuvo que ir a Korea a jugar...
A Splitter, cuando se le ficho, no se le veían.
A barac aún no se le ven
A teletovic no se le veían (vino de ser un suplente en un equipo belga)
A Will se le veían..

Es evidente que fichar burros reconocidos es más fácil... Así el barsa ficha a burros (con los cojones colgando) como lakovic, Navarro, barton, basile, Andersen, Santiago, Iliasova, etc...

Esa es la diferencia entre equipos similares en cuanto al rendimiento deportivo, pero desiguales en presupuesto.

claro que el que no arriesga...