jueves, 10 de septiembre de 2009

[/] Modo intensidad ON [/]


Dr. Basket: ¿Hemos aterrizado por fin en Polonia?
Aito: Hemos mejorado, pero aún falta mucho por recorrer. Por lo menos, encadenar un par de partidos que nos dejen un buen sabor de boca.
El de ayer, pese a todo lo que se apretó al final, yo creo que nos dejó buenas sensaciones.
Sí. Hemos visto que el equipo sigue siendo competitivo. Quizá en algunas fases el acierto todavía no es el acostumbrado, pero ayer estuvieron con las pilas puestas todo el rato.
A cualquiera que no viese el partido, le resultará dificil de creer - de hecho, no hay más que ver algunas crónicas en las que se califica el partido de calvario o victoria agónica - que el partido fuese más fácil de lo previsto. Las vibraciones transmitidas, totalmente distintas a lo de otros días.
Eso creo que lo pudo percibir todo el que vio el partido. Pero claro, para los agoreros seguirá estando el tema de que ganamos en la prórroga...
Sí, pero ni siquiera en la prórroga, tras el mazazo de perder una renta de 3 puntos en 1.5 segundos se le perdió la cara al partido. Mandamos en todo momento.
En el último cuarto se perdió una renta de 12 puntos, pero nos supimos rehacer.
Yo creo que el marcador acabó siendo un tanto engañoso. Corto para lo que fue el partido. Pero bueno, lo que cuenta es que hemos entrado en la siguiente fase con una puesta en escena muy mejorada.
Lo que hace falta es consolidarla y que no se quede en flor de un día.
Amén.

7 comentarios:

J.J. Villaluenga dijo...

Lo preocupante es que no sabemos dónde estamos. Ante Serbia jugamos fatal y sólo perdimos de 9.

Ante GB y Eslovenia mostramos una clara superioridad y no sé cuál partido de los dos se puso más complicado.

Esta incertidumbre antes no existía...

Dr. Basket dijo...

Pero ahora tenemos 3 partidos para encontrarnos. A ver con qué cara nos presentamos en el próximo partido.

El día de Serbia se perdió solo de 9 pero la sensación fue de más de 20. Ayer ganamos en la prórroga y yo en ningún momento temí por el partido (cosa que no puedo decir del último cuarto de GB)

La segunda fase nos mostrará si los jugadores realmente han despertado y se han dado cuenta de que para ganar hay que ponerse el traje de faena, o si la intensidad de ayer fue un espejismo.

Saludos.

General Espartero dijo...

Pau enchufado y mantener la intensidad nos deberían llevar a la buena senda. Visto lo de ayer igual todavía hay tiempo.

saludos

BigBen dijo...

Hay que estar enchufados atras. Ayer si vio, que cuando el equipo estuvo metido en el partido gracias a la defensa, en ataque jugamos mas comodos, y al final, lo que te da las victorias es la defensa.

elgladiadorturolense dijo...

Tienes toda la razón. Mi sensación ayer, durante todo el partido, fue que se iba a ganar. Se mejoró en todos los aspectos del juego pero esta mejoría debe continuar. La pena fue la desconcentración en el último cuarto.

Y Felipe, un crack!

Pirrimarzon dijo...

Hay una cosa clara. Scariolo no confía en todos los jugadores que ha llevado a Polonia. Empezando por sus niños mimados Jorge, Raúl y Carlos, y secundado por Víctor y Alex. Resulta curioso que dos de los bases de la selección, que peor papel están haciendo en los últimos años en competiciones internacionales, hayan sido fichados por el Khimki de Scariolo.

Es decir, Sergio puede ser un gran entrenador, pero como fichador es pésimo. Las carencias del equipo se destapan por una mala planificación de la plantilla, realizada en un momento en el que había gran cantidad de jugadores que podían aportar. Me acuerdo de Vidal, Suárez, Blanco o Guillen Rubio y me echo a llorar. Espero que esas lágrimas se transformen en risas el día de la final, a pesar de todo.

Saludos

Dr. Basket dijo...

Este año, lo que es evidente, es que se ha roto la unidad que existía entre los aficionados. Antes todos tiraban en la misma dirección, mientras que ahora muchos están esperando que el equipo se estrelle para decir aquello de "ya decía yo...", "si hubieran llevado a tal, a cual...", "eso pasa por ir de subiditos..."

Es increible el debate que siguen generando los jugadores seleccionados para los puestos 10, 11 y 12 de la rotación. No me quiero imaginar el día que a un seleccionador se le ocurra tocar a una de las vacas sagradas...