viernes, 26 de diciembre de 2008

Tres minutos de furia

Dr. Basket: Ya estaba yo con la mosca detrás de la oreja por el partidito que se estaba marcando Gasol...

Aito: Bueno, estaba haciendo otra clase de partido. Ese juego que no se refleja en los números ni en las estadísticas.

Que no, que no, que ayer vimos, durante 45 minutos, la versión más blanda de Pau. Especialmente sangrantes los dos Alley-Oops de Garnett en la primera parte...

Bueno, es cierto que no estuvo muy duro. Ni siquiera en ataque, donde falló cosas por no "ir con todo" a morder el aro.

Pero vaya arreón en los últimos tres minutos...Esa manera de golpearse el pecho, de reivindicarse a si mismo, nos muestra que él sabía perfectamente que no estaba siendo su partido. Necesitaba explotar por algún lado.

Es el factor diferencial para su equipo. Con esa versión de Pau, pueden aspirar sin duda al anillo.

Desde luego. A mí, personalmente, me gustaron los Lakers. Tuvieron momentos de despistes graves en defensa, pero la actitud mostrada en general a lo largo del partido fue la correcta, a pesar de los intentos del comentarista por intentar menospreciar todo lo que olía a Lakers y a Bryant...

Bueno, ya sabes que en la prensa española no gusta mucho que alguien en el equipo de un español, tire más que el español...

No, pero ya no es eso. Eran algunas frases del tipo "Esto es lo que nos esperabamos de los Lakers", tras 3 errores defensivos seguidos, o "Los dos equipos están en su línea (pero para los Lakers no lo digo como un alago)"...

Yo insisto que todo viene influenciado porque Bryant tira demasiado.

Desde luego que tira demasiado. Pero igual que en Boston tiran demasiado los del Big Three. El tema está que los Lakers en vez de Big Three, tienen un Big Big One. Y a cambio, los del segundo peldaño, tiran más que en Celtics. Porque la diferencia de aportación de banquillo fue espectacular...

Si, lo cierto es que la pareja Ariza - Vujacic tuvo momentos de garra que contagiaron a todos sus compañeros.

En fin, que a mi me pareció que ayer se enfrentaron los 2 mejores equipos y, como quedó demostrado, puede ganar cualquiera. Todo va a estar en los pequeños detalles.

Esperemos pues que podamos revivir una sana rivalidad como la de los ochenta.

Amén.

2 comentarios:

BigBen dijo...

no vi el partido, tengo que decirlo. pero me imagino que los comentaristas, como hacen habitualmente, quiten valor a todo lo que pueda ser mejor que cualquier español (no solo Pau). y mientras, Montes en el futbol y Daimiel que no cuenta para nada...

dennis_mora91 dijo...

Pues si, lo de Carnicero clama al cielo, pero es algo habitual, estuve por quitar la voz pero joder, ver un partido asi sin algo de sonido ambiente cuesta.

Pau inmenso, tres minutos bastaron para que nadie se acuerde de lo mal que lo hizo el resto del partido. Grande, muy grande el dia de ayer, he dormido a pierna suelta.