jueves, 26 de junio de 2008

Punto de inflexion

Dr. Basket: Todo el mundo tiene en su vida un momento que supone un punto de inflexión. Algo que cambia todo lo ocurrido hasta entonces, y te abre un nuevo horizonte. El de Marc Gasol fue ese verano de 2.006. Más aún, pudo ser en ese momento, retirando lesionado a su hermano Pau...

Aito: El chico tenía talento, ganas de trabajar...pero le faltaba la confirmación definitiva de todo eso.

Y los minutos necesarios para demostrarlo.

Sí, y tener confianza en si mismo. Son una serie de factores, que cuando los tienes todos a favor te pueden hacer explotar. Como a Marc en Japón. Muchos se sorprendieron por aquello.

Casi todos. Recuerdo días antes de lesionarse Fran Vazquez, que tuve una conversación con unos amigos respecto a las plazas de invitados (Trías y Sonseca). Los consideraba jugadores con poca proyección ya. Eran jugadores hechos. Yo opinaba que esa plaza de invitado debía ser para alguna opción de futuro. Que se fuese metiendo en dinámica de selección, que ayudara en los entrenamientos, pero que supiese desde el principio que no iba a ir. Es más, si había una baja, se podía llamar a alguien mejor. Simplemente estaban ahí como opción de futuro. Y sugerí el nombre de Marc Gasol.

Vaya, pues acertaste de pleno.

No, no. Yo no consideraba que debiese ir a la selección. Pero sí a la concentración. Tipo Mario Bruno el año pasado, o Claver. Gente interesante a medio plazo. Pero no a corto. Imagino que si se hubiese lesionado un base, no hubiese ido Mario a sustituirlo.

Bueno, eso va un poco a gusto de seleccionadores. Algunos prefieren llevar a más gente, y poco a poco ir definiendo el equipo.

El caso es que lo que comenzó como un 'parche' por una lesión, acaba de convertirse en jugador NBA.

Sus últimas dos temporadas en Gerona han sido espectaculares. Menudo rendimiento ha dado. Probablemente allí encontró no solo minutos (que también), sino una tranquilidad que no hubiera tenido en el Barça, donde las comparaciones con Pau hubiesen sido constantes.

Sí, creo que ha sido importante poder crecer como lo ha hecho él. Lejos de los flashes y el ajetreo de los equipos grandes. Aunque quizá le hubiese venido bien un año de Euroliga antes de saltar.

Eso ya nunca lo sabremos. Ahora lo que tiene que hacer es seguir con el mismo trabajo que hasta ahora. Debe aprovechar cada una de las oportunidades que le den. Así demostrará que el salto no fue demasiado pronto.

Amén.

1 comentario:

dennis_mora91 dijo...

Ese año fue clave, gracias a eso hemos visto al mejor Marc, mucho mejor de lo que se esperaba. Me alegro por él, se lo merecia por el calvario pasado en su etapa con Ivanovic